Andrea y Daniela.

Ayer después de una sesión de skate con la gente en el Patiño, me encontré con un rap directo al cerebro.
Anuncios